¿Cómo funciona la mente de los nuevos directores?

¿Cómo funciona la mente de los nuevos directores?

“La generación de los 90 que ve el mundo con los ojos de la tecnología, chatea con cinco amigos mientras ven su programa favorito de televisión, busca información para un proyecto en internet, consulta su correo electrónico, habla por celular y estudia para un examen de posgrado, todo al mismo tiempo. Estas son las principales características de los ejecutivos jóvenes que forman parte de la denominada Generación I”. (1)

Esta es la nueva generación de ejecutivos, de emprendedores innovadores y de consumidores, base del desarrollo ambiental, social y económico de las organizaciones.

“Estos jóvenes nacidos en los años 90 y después del 2000 tienen la habilidad del multitasking, es decir, de realizar tareas simultáneas sin perder la concentración en cada una. Larry D. Rosen, psicólogo y académico de la Universidad de California (EE. UU.) fue quien los bautizó como generación I; generación cuya forma de pensar está influenciada por dispositivos tecnológicos como iPad, Wii, iPhone y iPod, entre otros”. (2)

Son en su mayoría los nuevos emprendedores, porque a ellos no les motiva que les denominen empleados y menos funcionarios. Ellos son los que se han apropiado del nuevo desafío del Neuro Liderazgo, el que consiste en reconocer cómo funciona su cerebro y el de sus pares, para así liderar constituyendo equipos de trabajo efectivos, tomar decisiones en forma eficiente y motivar a las personas más allá de contar con un empleo o trabajo.

Estos Neurolíderes Tecnológicos han interiorizado que las personas creativas rompen los patrones rígidos de su cerebro. Combinan conceptos, mezclan temas aparentemente opuestos, desarrollan hábitos de neuroplasticidad que les permiten crear nuevas conexiones neuronales. Esto es posible acudiendo a los medios digitales que les proveen de multiplicidad de fuentes y diversidad de información que pueden contrastar permanentemente.

Desde sus posiciones de liderazgo en las empresas (las propias o en las que finalmente algunos deciden estar), estos emprendedores creativos son tanto racionales como espontáneos en su creación. Combinan estados de conciencia (“quiero ideas para esto”) con momentos espontáneos de inspiración, relajación, intuición y visualización. Interactúan con matemáticos, artistas, empresarios y deportistas con la misma propiedad y concentración.

Sumada a esa creatividad, intercalan competencias mentales como razonar y evaluar con otras más intuitivas como visualizar, conectar, absorber y transformar, permitiéndose fluir creativamente de manera armónica. Abrir su mente a diferentes dimensiones los libera del confort de la rutina y les permite generar nuevas conexiones racionales, emocionales y conductuales.

Estas personas innovadoras, de forma consciente o inconsciente, cuando desean ser creativas, abonan el terreno explorando información, identificando el problema y encontrando un foco de intervención; generan ideas sin juzgarlas, evalúan las mejores ideas y renuncian a las menos adecuadas con facilidad. Desarrollan la idea y la implementan, entendiendo que este es un ejercicio colaborativo para compartir en las redes sociales, poniéndolo así al servicio de los demás, de quienes esperan inmediata retroalimentación transformadora.

Si se debe construir presente y futuro con los Neurolideres Tecnológicos, se requiere propiciar un ambiente de Neuro Aprendizaje constante donde ellos puedan:

  • Identificar las bases emocionales-racionales en el proceso de toma de decisiones y en el manejo del caos
  • Seducir al equipo en enfocar la atención con intensidad, frecuencia y duración en el proyecto que se está preparando.
  • Desarrollar y orientar la neuroplasticidad autodirigida, y así estimular capacidades para crear nuevas conexiones sinápticas que puedan enfrentar las vivencias en las organizaciones con nuevas soluciones.
  • Reducir la incertidumbre de los cambios, haciendo explícito qué cambios se van a implantar, la secuencia que seguirán y las consecuencias esperadas.
  • Propiciar espacios con momentos de entendimiento y concentración consciente.
  • Permitirles hacer lo que les gusta y orientarse hacia el cumplimiento de sus utopías y pasiones.

Los Neurolideres Tecnológicos están evidenciando en la vida de las organizaciones, la visión que Henry Miztberg anticipaba para la nueva gerencia: “El neuroliderazgo se centra en cómo los individuos en un ambiente social toman decisiones y resuelven problemas, regulan sus emociones, colaboran con otras influencias y facilitan el cambio”. (3)

1. La generación I, El Espectador 2. La generación I, El Espectador 3. La generación I, El Espectador

Artículo escrito por: MARIO SIGFRIDO HUERTAS
CEO LATAM BENDIT-THINKING / HEAD OF MANAGEMENT MSH CONSULTING
Head of Management de Human Satisfaction Marketing & MSH Consulting, Psicólogo y Magíster en comunicación, experto en prospectiva de marketing, neurociencia aplicada a los negocios e investigación social y de mercados.

Si te gustó este artículo te invitamos a ver el curso Neuro-resilencia Digital: Marketing de Sanación con el autor de este artículo Mario Huertas, a quien también puedes consultar en: https://mariosigfridohuertas.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *