¿Cómo escribir para los algoritmos centrales de Google?

¿Cómo escribir para los algoritmos centrales de Google?

Buenas prácticas de redacción para Google, con intención de usuario y SEO.

¿Deberías preocuparte por tus contenidos cada vez que Google lanza una actualización de su algoritmo central? Noooo, deja de preocuparte y utiliza estas buenas prácticas de redacción en tus contenidos digitales, teniendo en cuenta la intención de usuario y el SEO.

El 4 de mayo, Google lanzó una amplia actualización del algoritmo central llamada “Actualización principal de mayo 2020” y hubo consternación y reacciones en webmasters de todo el mundo. 

Si quieres leer más sobre esta actualización has clic aquí:  https://webmasters.googleblog.com/2019/08/core-updates.html

Pero, ¿deberías preocuparte realmente por las actualizaciones del algoritmo central de Google?

Aquí te mostraremos dos buenas prácticas que te ayudarán a mantener la clasificación sin importar las actualizaciones de Google, porque si algo es cierto es que los algoritmos de Google SIEMPRE buscan recompensar los buenos contenidos. 

Escribe según los estándares EAT de Google

¿Sabes qué es el EAT de Google? es un concepto que Google publicó por primera vez en su edición de 2014 de las Pautas de calidad de búsqueda y sus siglas en inglés significan Experiencia, Autoridad y Confiabilidad. 

Para escribir según estos estándares, ten en cuenta estas 4 claves al momento de construir tu contenido:

Contenido original:

La gente busca contenidos frescos, atrevidos, información nueva y reveladora. 
Si publicas contenido genérico, que se lee en cualquier blog, tus lectores se irán pronto y no regresarán. Y ¿sabes? Google lo notará.

Contenido que profundiza:

¿Alguna vez has leído un blog y al final te diste cuenta que no te quedó nada? ¿que era puro bla-bla-bla? El contenido sin valor y en enormes bloques de texto, asusta a cualquier lector, aún al más valiente.  

En cambio, si encuentras contenido profundo, atractivo y agradable a la vista lo recuerdas, lo comentas y hasta lo compartes.  

Si quieres involucrar a tus lectores e impresionar a Google, profundiza en los temas que publicas: comparte estadísticas, gráficos e imágenes, muestra tu autoridad, agrega valor a la vida de las personas. Entonces se quedarán. 

Contenido de autoridad:

Cuando buscas asesoría médica en línea, ¿a dónde te diriges? ¿Al blog de un médico especializado, o al artículo superficial de una persona anónima? 

La autoridad y la experiencia son dos aspectos que Google considera para la clasificación.  Un sitio web de un experto en un tema tendrá una clasificación más alta que un sitio aleatorio sin credenciales. 

Sin embargo, esa experticia no significa necesariamente títulos y estudios certificados en una materia. Si eres un experto en un tema, por ejemplo, eres fabricante de queso de cabra hace más de 15 años, claramente eres un experto en el tema.  A los lectores les encantará leer tus consejos y Google lo recompensará. 

Así que habla de lo que sabes, de lo que te apasiona y de los temas en los que eres experto. 

Contenido de fácil de usar y bien presentado:

Recuerda que los lectores en línea tienen prisa y no quieren encontrarse con bloques interminables de contenido, así que te recomendamos optes por:

  • Párrafos cortos
  • Contenidos divididos por subtítulos… ¡tantos como puedas mejor!
  • Fuentes grandes agradables a la vista
  • Cero errores tipográficos o gramaticales
  • Imágenes de alta calidad

Escribe para la intención de búsqueda del usuario

Porque recuerda… no importa cuánta experiencia, autoridad y confiabilidad tenga tu contenido, si no lo optimizas para la intención de búsqueda de usuario, Google no lo clasificará.

Por ejemplo: imaginemos que quieres aprender a hacer tu propio queso de cabra en casa. Vas a Google y buscas: queso de cabra.  

Encuentras mucha información, sobre los beneficios, información nutricional y haces clic en un blog sobre queso de cabra. Es bonito. Te transporta a la Francia del siglo VIII, la primera vez que los moros inventaron el queso de cabra. La escritura es ingeniosa, inteligente y absorbente. Hay gráficos, imágenes y estadísticas.

Pero hay un problema…

¡No te enseña a hacer queso de cabra!

¿Te quedarías a leerlo? 

¡No!. Haces clic atrás y buscas otro blog. 

Quizá encuentres información más liviana, sin estadísticas, gráficas ni tantas imágenes… pero después de un rato terminas con un buen trozo de cabra que hiciste tú mismo. 

Quedarías satisfecho.

Tip 1: Planifica tu contenido

Incluso antes de escribir la primera palabra, planifica tu contenido pensando en la intención de búsqueda de tu usuario en mente. En algunos casos es más fácil que en  otros. 

Por ejemplo, no es difícil adivinar la intención de búsqueda de un usuario detrás de “qué es el marketing de contenidos” pero ¿qué pasa si un usuario busca: “mejor pastel de chocolate”? 

¿Estará buscando recetas? ¿Los mejores pasteles de su zona? ¿Una historia sobre los pasteles de chocolates más impresionantes en el mundo? 

Tip 2: Mira lo que clasifica Google

Si tienes dudas con las palabras claves, ve a Google y escribe la palabra clave que te confunde, para que veas qué está clasificando Google con esa palabra clave. 

Teniendo en cuenta nuestro ejemplo de pasteles de chocolate, este es el resultado:

Lo que dice Google es que actualmente clasifica las recetas de pasteles de chocolate con la palabra clave “mejor pastel de chocolate”.

Así que si escribes un blog sobre la historia de los pasteles de chocolate y lo optimizas con la palabra clave “mejor pastel de chocolate”, tu artículo probablemente estará muy lejos de la página uno de los SERP (Search engine results page o Página de resultados del buscador).

Tip 3: No confundas a los lectores cuando lleguen a tu sitio

Si ya sabes lo que buscan los lectores en tu contenido, ¡no los confundas!, diles inmediatamente que han encontrado lo que buscaban. 

No esperes hasta el cuarto o quinto párrafo para decirles a tus lectores que van a aprender a hacer queso de cabra. Diles desde el principio, y no los hagas esperar tanto. 

Tip 4: Mantente relevante en tu tema

Si quieres mantener tu clasificación en Google es consistente en los temas que publicas. No puedes escribir sobre lo que quieras, cuando quieras. Si quieres clasificar tu sitio para búsquedas de recetas de pasteles, demuéstrale a Google que te importa la intención de búsqueda de usuario y no publiques sobre “cómo mantenerse saludable” o “las 10 verduras más deliciosas del mundo”. 

Enfócate en tus pasteles.

Si sigues estas recomendaciones, obtendrás una buena clasificación, sin importar las nuevas actualizaciones que revolucionen el mundo del SEO en el futuro. 

Artículo original de Julia McCoy / CEO de Express Writers

Julia McCoy es una emprendedora en serie, estratega de marketing de contenidos y una apasionada defensora del uso del contenido para construir un negocio… [Leer biografía completa]

Si te gustó lo que leíste y quieres saber más, te recomendamos estos contenidos: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *