Bots de instagram: ¿Una ventaja para pequeñas marcas?

Bots de instagram: ¿Una ventaja para pequeñas marcas?

Las pequeñas marcas que incursionan en el mercado tienden a encontrarse con la compleja tarea de lograr un posicionamiento de marca efectivo que les permita obtener credibilidad, renombre y recordación con la eventual finalidad de alcanzar una clara demarcación en su nicho de mercado y así obtener conversiones o ventas.

Hace unos años, darse a conocer le habría significado a cualquier marca un gran esfuerzo en términos financieros y publicitarios, pero el auge de la era digital ha abierto nuevos canales como las redes sociales, las cuales se han caracterizado por la alta efectividad, la asequibilidad, la posibilidad de segmentar a la audiencia y medir los resultados de cada publicación o campaña realizada.

En consecuencia, las redes sociales se han convertido en ese lugar que toda marca quiere conquistar a cualquier costo, con el fin de construir grandes momentos de interacción a través de una genuina conexión con sus audiencias.

Sin embargo, los recientes cambios en el algoritmo de Facebook y el ‘oscurantismo’ por el que atraviesa Twitter, han supuesto nuevas dificultades para que las marcas alcancen esa difusión e interacción de la cual antes gozaban, obligandolas a volcarse hacia nuevas alternativas y medios que les ofrezcan mayor alcance orgánico como es el caso de Instagram.

Marcas pequeñas, grandes retos

Las pequeñas marcas tienen mucho que agradecerle a Instagram. En la actualidad, proliferan pequeños negocios que han conquistado la rentabilidad gracias a la visibilidad que les ha permitido alcanzar esta plataforma de Facebook. No obstante, hemos sido testigos de la compra de perfiles, la proliferación de cuentas falsas, la suplantación de identidad con fines comerciales y los bots.

Todas estas prácticas han surgido debido a la necesidad manifiesta de lograr un mayor crecimiento en el número de seguidores y con estos un alcance o difusión orgánica mucho más amplia. Estas formas de proceder han sido características de las pequeñas marcas, las cuales se enfrentan al gran reto de posicionarse en un entorno digital que tiende a premiar el contenido de calidad.

Los bots son el ejemplo perfecto de esta tendencia de ‘acortar el camino’ y romper la barrera del desconocimiento. Se han convertido en una herramienta ideal para quienes tienen la tarea de hacer crecer o inflar una cuenta nueva y no disponen del capital humano y financiero para alcanzar dicho objetivo.

El reto de la visibilidad en Instagram para las marcas pequeñas y poco conocidas, ha supuesto un debate ético sobre el uso de estas herramientas de automatización, actualmente de uso prohibido y que en caso de detección acarrea la suspensión, eliminación o la temible imposición de un ‘shadow ban’, el cual significa la restricción prolongada o indeterminada del alcance de las publicaciones de una cuenta.

Bots: ¿Cómo funcionan?

Condenar a los bots en Instagram y tacharlos de inadecuados en una estrategia de social media podría ser la conclusión inicial, sin embargo por curioso que pueda parecer, estas herramientas de automatización, ofrecen soluciones para las pequeñas marcas que podría fomentar la construcción o consolidación de una audiencia específica.

Pero para lograr comprender las ventajas que pueden ofrecernos debemos saber cómo funcionan estas herramientas. Básicamente un bot implementa cuatro tipos de tácticas para conseguir seguidores:

  • Likes automáticos a publicaciones específicas o hashtags: Un bot puede ser programado para seguir cierto tipo hashtags o publicaciones tageadas sobre temáticas puntuales. Una buena configuración permitirá al bot darle like únicamente a cierto tipo de contenido y fomentar el engagement sobre alguna temática, atrayendo tráfico hacia la cuenta en la que esté enlazado el bot.
  • Follow / Unfollow: El bot puede seguir un determinado número de cuentas al día, una vez estas cuentas responden con un followback, el bot automáticamente las dejará de seguir después de determinado periodo de tiempo. Esta es quizás la técnica más efectiva para obtener follows rápidamente, pero debe configurarse adecuadamente para que esos seguidores obtenidos sean realmente personas que se interesan por el contenido de la cuenta.
  • Comentarios automáticos: Esta es quizás la acción menos recomendable a utilizar en un bot, ya que la mayoría de las herramientas son incapaces de analizar el contexto de una fotografía y realizan comentarios al azar de manera indiscriminada.
  • Interactuar con seguidores de mis seguidores o de una cuenta específica: Se le puede indicar al bot que interactúe dándole like o siga a ciertos seguidores de una cuenta específica. Esto puede ser particularmente útil si se quiere una audiencia con base en cuentas similares a la nuestra o de la misma temática.

Beneficios y desventajas

Una adecuada configuración de un bot podría llegar a expandir las posibilidades de una cuenta de Instagram a la hora de darle forma a una audiencia. Por ejemplo, si tenemos un restaurante y hemos identificado quienes son nuestros potenciales seguidores, podríamos programar el bot para que siguiera cierto de hashtags o cuentas en las que ya interactúan ese tipo de seguidores que buscamos. Con una adecuada configuración del bot, la cuenta de dicho restaurante podría crecer exponencialmente en menos de un mes y quizás llegaría a darle forma a una audiencia inicial conc ierto grado de acierto.

Si la anterior configuración del bot se combina con una adecuada parrilla de contenidos para nuestra cuenta, podríamos llegar a generar una alta tasa de engagement por publicación y obtener un número elevado de seguidores nuevos al mes.

No obstante, utilizar un bot acarrea consecuencias, como la posible interacción de éste con fotos inadecuadas que afecten el prestigio de nuestra marca o el darle seguir a una cuenta que publica contenido sensible. Hay que recordar que un bot es simplemente un programa que realiza acciones de manera repetitiva y bajo ciertas circunstancias especificadas por el usuario, pero que carece de la inteligencia y criterio necesarios para no realizar ninguna acción inadecuada.

Aunque el bot otorga ciertos beneficios a corto plazo, aún queda un dilema ético sobre la relación de nuestra marca con una herramienta prohibida por Instagram. Quedará entonces en cada uno, la decisión de si es necesario implementar cierto tipo de funciones que ayuden a crecer rápidamente en los primeros días de posicionamiento de una cuenta.

Ahora que ya sabes cómo funciona un bot de instagram, tienes toda la posibilidad de decidir si realizas pruebas o lo implementas directamente en tus cuentas. Sin embargo, ten en cuenta todos los contras que hemos descrito aquí.

El debate ético sigue abierto y quizás nunca se resuelva. Los bots seguirán siendo una alternativa interesante para esas marcas que no cuentan con las posibilidades de hacer crecer sus cuentas de maneras ‘naturales’.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *