7 pasos para construir la estrategia de marca, desde la agilidad y los resultados

7 pasos para construir la estrategia de marca, desde la agilidad y los resultados

Las marcas con un plan consistente, historias relevantes y propósito claros, están mejor preparadas para sobrellevar de manera exitosa tiempos turbulentos como estos. Podemos construir y vender si somos capaces de implementar metodologías ágiles para nuestros negocios y así desarrollar nuestra estrategia de marca.

Cuando hablamos de agilidad ¿qué animal se te viene a la mente? Muchos pensarán en una chita, el animal terrestre más veloz, que puede correr hasta 115 km/h. Pues bien, la agilidad, para Gabriel Jefferies, fundador de RoadMap, consultora especializada en Planificación Estratégica, es como una gacela que tiene la capacidad de escaparse de una chita, no porque sea más rápida que la chita -claramente no lo es-, sino porque la gacela tiene la capacidad de cambiar de dirección más rápido que la chita. En este caso, la chita corre más rápido, pero la gacela es más ágil.

De eso se trata la agilidad, de la capacidad de cambiar, de moverse, de adaptarse lo más rápido posible. Según la Real Academia de la Lengua -RAE- la agilidad es moverse con soltura y rapidez. Wikipedia, por su parte, dice que agilidad es la habilidad de cambiar la posición del cuerpo de manera eficaz.

Pues bien, en momentos como este, donde todo está cambiando rápidamente, no sabemos con certeza qué pasara mañana y donde hay que considerar varios escenarios posibles, la agilidad es un elemento clave, que nos permite cambiar de curso en medio de la acción para así potenciar nuestra estrategia de marca.

Desde su experiencia, Gabriel Jefferies nos compartirá su ruta para lograr agilidad en dos dimensiones: el día a día y lo estratégico.

Antes de conocer los siete pasos podría interesarte buscar algunos conceptos en nuestro glosario de marketing digital.

Siete recomendaciones para lograr Agilidad en el día a día y potenciar tu estrategia de marca:

  1. La voluntad de cambiar: en lo táctico del día a día, la tarea 0 es la voluntad de cambiar. Y para cambiar lo importante es la actitud. Los conocimientos, las herramientas y metodologías suman, pero la actitud de las personas, multiplica.
  2. Kanban: herramientas digitales como el Kanban son útiles para organizar rápidamente el proceso de trabajo con una revisión de lo que se debe hacer, lo que se está haciendo, lo que está en visto bueno y lo que está hecho. Se puede buscar en internet.
  3. Desagregar los procesos: la carta de Gantt, es un diagrama gráfico que nos permite organizar una serie de tareas a lo largo del tiempo, desagregando procesos y definiendo responsables. Se puede buscar en internet.
  4. Consensuar los tiempos: Cuando hay claridad en los procesos, se puede consensuar los tiempos, y para esto hay un ejercicio entretenido y sumamente funcional: el Planning Poker, una técnica divertida para calcular una estimación basada en el consenso, usando mazos de cartas especiales, que pueden encontrar en internet.
  5. Feedback periódico: A través de tres preguntas: ¿qué hice ayer? y qué logré con respecto a lo que me había comprometido, ¿qué haré hoy? y cuál es la tarea del día a la que me voy a dedicar, y ¿qué impide mi progreso? los líderes pueden entregar herramientas que faciliten el trabajo de sus equipos.
  6. Daily Meeting: El feedback sucede en el daily meeting, reunión diaria de retroalimentación, que permite organizar a los equipos para que cada integrante se autoorganice y se autogestione, y los proyectos se cumplan en tiempo y forma.
  7. Las herramientas: Hay muchas herramientas disponibles online que facilitan el trabajo en equipo de manera remota, algunas son: para Comunicación Interna: Slack, Zoom, Dialenga, Yammer, Workplace, Gcomunica; Pizarras colaborativas y para brainstorming: Hural, Stormboard, Miro, Whiteboard, Aww; y Organizadores de trabajo y de flujo: Cor, Trello, Wrtike, Monday, Basecamp, Asana, sólo por mencionar algunas.

SEVEN: los 7 pasos de RoadMap para lograr agilidad en la construcción de tu estrategia de marca

¿Cómo marcar la diferencia en lo que hacemos? ¿cómo generar una propuesta de valor diferencial? Para dar respuesta a esas preguntas nació la metodología SEVEN que consta de 7 pasos para construir estrategia de marca, desde la lógica de la agilidad y los resultados.

Paso 1 – Brief

Es la base de todo el trabajo. Lo primero es entender a dónde queremos llegar con la marca. Con frecuencia los clientes no saben muy bien lo que quieren o no saben preparar bien el brief, por tanto, es preferible hacer una sesión de trabajo con el cliente para que exprese sus dolores y necesidades y determine hacia dónde quiere ir con la marca. El objetivo: trazar la ruta de viaje, hacer la ruta de navegación.

Pasamos de: un objetivo general, un dolor o deseo que tiene el cliente a una carta de navegación con objetivos específicos. El entregable de este paso es: un brief estratégico en formato pdf para empezar el viaje.

Paso 2 – Diagnóstico

Analizamos el contexto, la marca, su competencia y las audiencias clave. Entendemos el punto de partida y qué tan lejos estamos de ese destino al que queremos llegar, el cual definimos haciendo tres preguntas: ¿Cómo es la marca, el producto o la idea de negocio, su esencia, su historia, sus raíces? Para determinar la base de su identidad. ¿Contra quién compite? Para entender esa competencia. ¿Quiénes son las personas que van a comprar el producto o que van a ser clave para el éxito?

También es necesario y relevante conocer el contexto cultural de la marca en el tiempo presente y futuro, para comprender en qué contexto va a coexistir.

Pasamos de: un conocimiento general de la situación de marca a una experiencia real con el mercado. El entregables es el Brand review o diagnóstico inicial.

Paso 3 – Ideation

Con toda la información del brief y del diagnóstico, realizamos una sesión de trabajo presencial o remota con el cliente para entender, definir y crear la ruta que nos acerque al lugar que queremos llegar: la estrategia de marca.

Hacemos preguntas como:

  • Qué es lo que hará significativa a la marca o el producto.
  • Qué posicionamiento queremos y cómo lo lograrlo.
  • Cuál es la historia que va a hacer de la marca un personaje.
  • Cómo vamos a contar esa historia, cuáles son los relatos: storytelling.
  • Cómo es el journey de nuestra audiencia en su relacionamiento con nosotros.
  • En qué lugares y momentos nuestro cliente va a querer escucharnos.

Pasamos de: un montón de documentos con información, a las ideas claras para contar una historia que entretenga y conecte con nuestra audiencia. El entregable es experiencia del workshop presencial o remoto.

Paso 4 – Planning

Con todas las definiciones anteriores desarrollamos el plan de marca, de marketing, comunicación y medios con sus objetivos, posicionamiento y planes de acción en función de los stakeholders.

Pasamos de una idea en borrador a un plan de acción y una historia con distintas alternativas para testear. El entregables es: el Plan de Marketing, el Plan de Comunicación y de la Marca, con los conceptos creativos para testear.

Paso 5 – AB Testing

Testeamos de manera rápida y efectiva nuestras propuestas, realizando piezas o landings para hacer AB testing de la campaña de manera segura y con riesgo mínimo, antes de presentar la campaña integral.

Pasamos de un plan de marketing con una historia potente a una historia validada por parte de la audiencia. Los entregables son los landings con storytelling para AB Testing de conceptos, basada en Google Optmize.

Paso 6 – Historia 360

Una vez testeamos la mejor manera de contar la historia, acompañamos al equipo creativo en la bajada de la marca a todos los formatos de la campaña, garantizando que los contenidos, soportes y la campaña integrada, sea coherente y consistente con el concepto elegido, y definiendo el ecosistema de medios que mejor conecte con el journey de la audiencia.

Pasamos de la selección de la historia con más potencial a la historia y el plan de contenidos adecuado, según cada formato y soporte. El entregable es la bajada a todos los canales, piezas y formatos definidos en el plan.

Paso 7 – Retrospectiva

Después de cada campaña hacemos sesiones de trabajo en modalidad de workshop para hacer retroalimentación con el cliente, consensuar lo bueno, lo mejorable y lo que tiene que cambiar para la mejora continua. Es la manera de volver a comenzar el ciclo.

Pasamos de la producción, al lanzamiento y monitoreo de la campaña. Los entregables son: los reportes en tiempo real, análisis semanales del desarrollo de la campaña, ajustes y recomendaciones para volver a empezar.

Desde la lógica y el pensamiento de la agilidad, la invitación es siempre la mejora continua, cambiar constantemente el curso de la acción de nuestra estrategia de marca, como la gacela que cambia rápidamente su rumbo para escapar de la chita que viene detrás. La chita puede ser una pandemia, una crisis social o cualquier cosa que nos persiga en contra de la consecución de nuestros objetivos.

Esto de la agilidad es para cualquiera que se anime a parar un segundo y entender cómo es su proceso de trabajo y cómo lo puede desglosar en etapas, en entregas y resultados.

Si quedaste con ganas de más, haz clic en el video y haz parte de nuestro curso gratuito donde Gabriel Jefferies te contará más desde su experiencia con la metodología de la Agilidad. No te lo pierdas, haz click Aquí . Déjanos tus datos y empieza ya el viaje que te hará ser como la gacela en el camino hacia los objetivos de tu marca.

¡No esperes más! El comienzo es ¡ahora!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *